[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”9924″ border_color=”grey” img_link_large=”” img_link_target=”_self” img_size=”626 × 382″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Las SUV siguen de moda. Ya saben, esos coches con aspecto de todoterreno pero que en realidad no lo son, puesto que están concebidos para moverse con gran habilidad por la carretera. Y los modelos compactos, los no demasiado grandes, triunfan incluso más en el mercado. Y a ambas características se ciñe con fidelidad el Mazda CX-5, así que tiene argumentos sobrados para convertirse en una de las referencias de este segmento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Para empezar, es un coche atractivo a la vista. Sigue la tendencia de diseño Kodo, un estilo que la marca japonesa aplica en sus creaciones más modernas y que supone todo un acierto: con líneas equilibradas y dinámicas consiguen carrocerías cargadas de elegancia pero también rebosantes de dinamismo.

El interior exhibe el ADN de Mazda, es decir, calidad incuestionable. Los materiales y sus ajustes satisfacen las expectativas de todos los amantes del detalle. Simplemente impresionante.


Fuente Motor Mercado

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_gallery type=”flexslider_fade” interval=”3″ images=”9922,9923,9916,9915″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” img_size=”653 × 352″][/vc_column][/vc_row]