EL DEBUT DEL ICÓNICO CONVERTIBLE

Al auténtico modo de Mazda, un apasionado ingeniero se atrevió a ser diferente. Cuando el segmento de los carros deportivos ligeros estaba de todo menos extinto, Kenichi Yamamoto dirigió el desarrollo de la primera generación de Mazda MX-5 Miata. Él y su equipo tenían una misión: construir un carro deportivo ligero que generara puro placer al conducirlo. Nada los detuvo para alcanzar este objetivo, incluso incurrieron en gastos adicionales para lograr la agilidad que deseaban. Al final, todo el esfuerzo valió la pena. Crearon un vehículo que ahora es el favorito de los fanáticos, y ahora hay más de un millón de Miatas en la carretera.En sus cuatro generaciones, el MX-5 se ha mantenido como un carro deportivo auténtico y liviano. Su cautivador estilo de manejo al aire libre ha sido descubierto por cientos de personas en todo el mundo, lo que hace que el MX-5 sea el convertible más vendido de todos los tiempos.